Ir al contenido

Redescubrimiento arqueológico

Tras la construcción de la place Royale, los bruselenses olvidaron poco a poco el antiguo palacio de Coudenberg. Y sin embargo, habían sobrevivido numerosos espacios que eran utilizados por las empresas e instituciones instaladas en los palacetes de Grimbergen y Bellevue: como bodega para el palacete Bellevue en el siglo XIX, como zona de archivo para el banco Lloyd’s en el siglo XX…

El comité del Viejo Bruselas

saintenoy-aula-cote-cour-c-musee-ville-bruxelles-maison-roi.jpg

Ya en 1894, los servicios comunales hicieron un estudio de los sótanos del palacete de Grimbergen. Paul Saintenoy se encargó de las restituciones gráficas a petición del alcalde Charles Buls que preveía una restitución del Aula Magna del antiguo palacio.

A partir de 1910, el comité del Viejo Bruselas analizó el potencial arqueológico e histórico del antiguo palacio que yacía bajo la place Royale y sus aledaños. Con la demolición de la manzana del antiguo hospicio Terarken y del jardín de los ballesteros, una obra de envergadura sacó a la luz vestigios del primer recinto y del palacio ducal así como los sótanos de la Domus Isabellae. Se propuso prolongar las investigaciones, realizar excavaciones y presentar al público los vestigios del antiguo palacio, entre otros la capilla y la rue Isabelle. Pero el proyecto no resultó.

En el transcurso de las siguientes décadas, las investigaciones de Paul Saintenoy y Guillaume Des Marez, historiadores de Bruselas, dieron lugar a las primeras síntesis de carácter científico sobre el antiguo palacio y la place Royale.

P. Anagnostopoulos & J. Houssiau, L’ancien palais du Coudenberg, Bruxelles, 2006, p. 8 (Collection « Bruxelles Ville d’Art et d’Histoire », n°42).

La Exposición Universal de Bruselas de 1935

expo-1935-c-collection-van-kalken.JPG

Con motivo de la Exposición Universal e Internacional de Bruselas de 1935, el barrio de la Corte de Bruselas de principios del siglo XVIII fue reconstituido a tamaño natural: el Aula Magna y el porche de entrada del palacio así como la place des Bailles son el centro de esta animación pintoresca y folclórica. También se evocan de este modo el río Senne y la primera muralla urbana. Personajes vestidos de época y visitantes deambulaban alegremente por las terrazas de los cafés.

Las excavaciones

vue-aerienne-c-collection-srab.JPGCuando se inician los primeros proyectos de remodelación de los sótanos de la capilla palatina y de una parte de la rue Isabelle en 1984, muy pocos saben lo que esconden estos lugares.

La primera campaña de excavaciones del antiguo palacete de Hoogstraeten se inicia ese mismo año. Cerca de diez años después, en 1994, la ciudad de Bruselas emprende sondeos con el fin de recuperar los vestigios del Aula Magna, bajo la place Royale. Las excavaciones se realizan entre 1995 y el año 2000. En 1998 se descubre el corps de logis del palacio, bajo la place Royale.

Con motivo de «Bruselas 2000», se cubren los vestigios con una losa de hormigón y se conecta el complejo arqueológico con el palacete Bellevue. Entre los años 2004 y 2008, en el marco de las obras de renovación de la sede de la Región de Bruselas-Capital, se  restaura y rehabilita el palacete de Hoogstraeten.

Entre 1984 y 2004, todos los vestigios que componen el conjunto arqueológico son declarados Monumento histórico.

La apertura al público

Entre 1997 y 1999, el lugar fue abierto en ocasiones al público en el marco de actos concretos (Jornadas del Patrimonio, exposiciones…).

Las obras de conexión entre el conjunto arqueológico y el palacete Bellevue, realizadas en el año 2000, permiten al visitante individual o en grupo acceder al lugar y visitar los vestigios por si mismos. Se realiza entonces una primera museografía mínima; una segunda más completa pero provisional se instala en 2004, mientras que una tercera, permanente esta vez, es inaugurada en marzo del 2009.