Ir al contenido

Un recorrido subterráneo para descubrir el Palacio de Carlos Quinto

Antaño, el impresionante palacio del Coudenberg dominaba la ciudad de Bruselas. Carlos Quinto y otros soberanos, entre los que se cuentan los más poderosos que Europa haya conocido, vivieron en esta residencia principesca entre los siglos XII y XVIII, hasta que un terrible incendio la destruyó para siempre. Las ruinas de este palacio desaparecieron durante muchos años en sótanos. En la actualidad, estos vestigios forman parte de un conjunto arqueológico encantador constituido de una red de salas y pasajes subterráneos.

Durante su visita, descubrirá los edificios principales del palacio y podrá darse un paseo por la rue Isabelle, que hoy en día es subterránea. En el museo del Coudenberg, que está en el palacete de Hoogstraeten, están expuestos los descubrimientos arqueológicos más hermosos, descubiertos durante las campañas de excavaciones que se han llevado a cabo en el sitio del Coudenberg.

Más información